Vuelve la esperanza y queda mucho por trabajar



Por Rafael Olmos

Twitter: Olmos_R

Rafael Dudamel consiguió devolver la esperanza de una vinotinto competitiva, la alegría a una selección y su fanaticada, pero aún queda mucho por trabajar. Sólo 2 meses le bastaron para que Venezuela pudiera ser competitiva de nuevo. La base de los jugadores es la misma de Noel Sanvicente e incluso la forma de jugar es similar a la empleada por “Chita” en sus clubes ¿La diferencia? La transmisión del mensaje, la relación con los jugadores, el entorno del vestuario, es decir, la capacidad de gestión humana del otrora portero vinotinto.

Jugadores

Dani Hernández: Mostró su solidez bajo los 3 palos y por primera vez se le vio seguro en la mayoría de las salidas, pero dejó dudas en varias las mismas, además sigue sufriendo al jugar con los pies y en la comunicación con los jugadores.

Wilker Ángel: Fue una “sorpresa” para muchos, mostró su calidad tanto por alto como por bajo y se compenetró totalmente con la zaga, fue siempre el primer pase y mejoró levemente en la marca.

Oswaldo Vizcarrondo y “Sema” Velázquez: El “Patrón” resurgió en los primeros 2 juegos, volvió a ganar casi todo por alto y a ser efectivo en el hombre a hombre, sin embargo mostró su versión más reciente en la etapa final contra el “tri” y con Argentina. La opción a reemplazarlo en el 11 es José Manuel Velázquez, quien se reinventó desde su llegada a Portugal y es de momento el central idóneo para hacer dupla con Ángel.

Rolf Feltscher y Alex González: Gratas revelaciones que cumplieron en la medida de lo posible, el primero por su físico y seguridad en defensa, más allá de no proyectarse; el segundo cumplió, aunque últimamente ha jugado como extremo y no lateral, pudo resolver en el fondo.

Arquímedes Figuera: Mostró una versión parecida a la del torneo local, con salida limpia y barriendo ¿El problema? No supo pegar y por eso se perdió el choque contra México, contra Argentina le pegó la presión.

Adalberto Peñaranda y Rómulo Otero: Cumplieron cuando tuvieron la oportunidad, el primero no se amilanó ante sus rivales, pero necesita soltar más la pelota; el de Huachipato tiene el talento para llevar los hilos del mediocampo, si mejora en la toma de decisiones y aprovecha todos sus recursos.

Luisma Seijas y  Alejandro Guerra: Seijas con muchos altibajos en la selección, es el “utility” del mediocampo, por lo que no se ha podido destacar en la vinotinto, tiene el valor de cobrar un penal como lo hizo, aunque lo falló y su desempeño siempre queda en deuda; “Lobo” explotó y tuvo el partido que se esperó desde hace años con Venezuela, no obstante hay puntos pendientes como el manejo del mediocampo y la pelota parada. Hay muchos jugadores en su puesto de otras características y con buen nivel, como JuanPi Añor, Jhon Murillo o Ronald Vargas.

Christian Santos y Yonathan Del Valle: Les falta gol y adaptarse completamente a la selección, mejoraron con respecto a la etapa de “Chita” y a la de Farías, respectivamente.

Josef Martínez: Tenga o no minutos con su club, es un jugador de selección, las lucha todas, se entrega totalmente y tiene capacidad goleadora.

Salomón Rondón: Él solo contra todos es un imagen que se verá recurrentemente en ataque, a su físico le agregó un poco más de fuerza y resistencia, cumplió con 2 goles, pero no ha llegado a su tope, ni se ha visto al máximo nivel que mostró en Rusia.

Tomás Rincón: Incansable, luchador, “el General” ordena, pone pierna fuerte en el campo y ahora también da salida y pisa el área rival. Es el hombre de la jerarquía y  el pilar de la vinotinto, el único que siempre juega bien con la selección y uno de los responsables del cambio en el vestuario.

Por mejorar

Pese a todas las herramientas que aplicó Dudamel, quedaron pendientes muchos asuntos.

Tenencia: Se mejoró en dicho apartado, pero por momentos no sabían qué hacer con ella y la opción era regalarla al rival o improvisar un ataque que no se podía concluir. En la fase de grupos fue la décima en cuanto a posesión de balón, se avanzó, pero falta trabajo.

Balón Parado: Pocas opciones o ejecutadas de mala manera en su mayoría, si bien llegó un gol por tiro de esquina, al no estar Rómulo Otero en cancha se pierde mucho en este apartado y aún con él, la toma de decisiones no es óptima.

Definición: Uno de los aspectos más graves y claves, se marcaron 4 goles en 4 juegos, pero se desaprovecharon innumerable cantidad de oportunidades en cada uno de los encuentros que pudieron haber cambiado la historia ante Argentina o en la primera fase.

Concentración: La historia de nunca acabar, una serie de errores tras otros se vieron contra Argentina, se puede considerar como un baño de realidad o como un aspecto a tratar, la mentalidad. No es la primera vez que la vinotinto pierde de esa forma, en el ciclo anterior siempre se cayó por errores “infantiles”, cuando el rival no fue inmensamente superior. No es sólo un problema de la selección, viene desde las bases y además se demuestra año tras año en Copa Libertadores y Sudamericana.

Se avanzó mucho y se devolvió la ilusión de una selección que quizá no pelee para ir al mundial, pero hay mucho camino por delante. ¿Cómo se mejora? “No es cuestión de leche, es cuestión de actitud”, diría Carlos Saúl Rodríguez.

Selección Nacional de Fútbol


Autor: Rafael Olmos

ENCUESTA

¿Quién será el campeón en la temporada 2017-18 de la LVBP?