Gabriela García artillera letal en constante evolución
RCD FEM

Gabriela García artillera letal en constante evolución


De la mano de Keneth Zseremeta surgió una nueva camada de potenciales estrellas en fútbol femenino venezolano, muchas veces emulando en lo individual o superando en lo colectivo a figuras recientes como Yusmery "Miku" Ascanio o Ysaura Viso. Una de las jugadoras que más ha lucido de la naciente generación es Gabriela García.

Su origen fue atípico, ya que no se formó en una academia tradicional, no viene de una tierra futbolera, ni tiene familiares futbolistas. En Argentina se diría que es "un jugador de potrero", encarnando la más pura esencia del fútbol romántico de barrio, donde se aprende a jugar sin espacios, a sobreponerse a los múltiples baches de la cancha, a jugar sin comida en el estómago, a resistir golpes y patadas, pero especialmente a resolver con todo en contra. Su génesis futbolista transcurrió entre caimaneras contra hombres en un campo de béisbol que tiene porterías en los jardines, así como partidas de futsal en las canchas del pueblo, muchas de esas veces descalza, pero nunca con tacos.

“Eso me ayudo mucho ya que uno aprende a meter más cuerpo, a jugar mas duro y no tener miedo de ir al choque. Eso me brindo mucho, ya que no tenía miedo al jugar con mujeres porque acostumbraba a jugar con hombres, señores ya”

García deslumbró a Venezuela en el Sudamericano Sub17 de 2013 cuando salió goleadora. La espigada delantera fue totalmente superior a sus rivales gracias a su estatura y fortaleza física. Posteriormente en el mundial de la categoría en 2014 fue co-goleadora junto a Deyna Castellanos y aunque la aragueña acaparó los reflectores, para muchos la de Tunapuy fue la mejor de la vinotinto.

Pasar de jugar fútbol descalza a ser uno de los pilares de una selección mundialista casi de la noche a la mañana fue algo que no consiguió con suerte, sino con mucho esfuerzo y dedicación. Sus logros le abrieron las puertas a la Liga Nacional, donde no logró afianzarse, quizá por nunca haber integrado la disciplina de un club y luego hacerlo a ese nivel. En referecia a esa etapa señaló “No jugué muchos partidos pero si compartí con varias buenas compañeras. Aún tengo contacto con varias”.

Debido a ello, la oriental llegó al mundial sub-20 fuera de ritmo, pero demostró que aprendió algo en el poco tiempo que jugó: La atlética jugadora del sub17 ahora lucía más lenta, quizá pesada, pero la calidad de sus pases, su visión de juego y entendimiento del mismo aumentaron de manera evidente. Sólo fue titular contra Alemania, en total jugó 98 minutos, pero en ellos anotó 1 gol y repartió 2 asistencias, sin contar las oportunidades que creó.

En febrero de 2017 dio el salto al fútbol español, específicamente a la segunda división con el recién creado Real Club Deportivo La Coruña Femenino (Deportivo ABANCA), junto a la también vinotinto Lourdes 'la Kika' Moreno. Allí el inicio no fue fácil por su falta de continuidad previa a emigrar, pero se ganó un puesto a punta de caños, asistencias y goles.

“Ya llevo un año en este equipo y me siento muy bien. Ya estoy adaptada al futbol de aquí, al equipo, a las compañera y estoy mejorando con el tiempo”. Reconoce que hay grandes diferencias entre la forma de jugar en sudamerica y Europa “Aquí se juega más al toque, a tener la pelota”, mientras que reconoció que en Venezuela se enfocan en la velocidad y el contraataque.

Gabriela García tiene claro su objetivo con La Coruña, que pelea el liderato de su grupo con el Oviedo “la meta es llegar a la primera división y permanecer”. Del mismo modo tiene el sueño de ser llamada a la vinotinto y clasificar al mundial, para lo que trabaja día tras día y sigue evolucionado.

Rafael Olmos - El Prospecto

Para leer más noticias de los VenEx aquí  


Autor: Rafael Olmos

ENCUESTA

¿Quién será el próximo venezolano en debutar en Grandes Ligas?