Alejandro Guerra no participará en la visita del Palmeiras al Cruzeiro del próximo domingo, por la razón de seguir de cerca de su hijo, que se recupera de un accidente doméstico.

“Si tienes un hijo que pasa por una situación como esa, cualquier otra cosa es secundaria. En primer lugar está la familia”, remarcó el técnico “Cuca” en la rueda de prensa de este viernes, reseñada por el portal Globoesporte, además, recalcó que todo el equipo lo apoya en este momento por el momento que está atravesando en lo personal.

Assael, hijo del “Lobo” de tan solo tres años de edad, cayó en la piscina de su residencia en Barueri, cerca de Sao Paulo, el miércoles, lo que hizo que su padre regresase de Ecuador, donde el Verdao se midió a Barcelona por los octavos de final de la Copa Libertadores.

“Ni está aquí, ni puede estar. Tiene que estar con el hijo, que está hospitalizado”, afirmó el entrenador. El niño fue atendido por los bomberos locales poco después del accidente y remitido a una clínica paulista, donde se mantiene estable y en recuperación.

“Pudo ser peor. Solo quien es padre sabe lo que él está pasando en este momento”, comentó “Cuca” en relación a Guerra, que se perderá su tercer partido al hilo con el equipo. Además del duelo ante Barcelona, el vinotinto no jugó contra Gremio el pasado fin de semana por lesión.

“Todavía es un cuadro que requiere cuidado”, cerró el técnico palmeirense, que también notificó que el colombiano Miguel Borja está en duda para el viaje a Belo Horizonte por una inflamación intestinal sufrida durante el regreso desde Guayaquil.

Fabrizio Di Marzio - El Prospecto

Para saber más del Lobo Guerra, ingresa aquí