El caso del ex presidente de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), Rafael Esquivel, parece haber concluido, cuando la presidenta del órgano de instrucción de la Comisión de Ética, María Claudia Rojas, finalizó su investigación sobre el “FIFA Gate” que incluía al dirigente venezolano y la sentencia sería la de inhabilitarlo de por vida para ejercer toda actividad vinculada al fútbol.

Junto al venezolano, se trabajó el caso de otro directivo como lo es Julio Rocha, expresidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol (FNF), quien también se declaró culpable por asociación ilícita y delito informático.

Rocha y Esquivel, asumieron sus responsabilidades en un juzgado de los Estados Unidos el pasado 10 de noviembre de 2016, estarían inhabilitados de por vida para realizar cualquier actividad relacionada al balompié de manera oficial como administración, deportiva o cualquier otra actividad que se vincule al fútbol.

Hay que recordar, que el ex federativo de la FVF y CONMEBOL se declaró culpable de hasta siete cargos: asociación ilícita, trescargos por delito informático y tres de blanqueo de capitales.

Fabrizio Di Marzio - El Prospecto

Para saber más de la actualidad del fútbol venezolano, ingresa aquí