Deportivo Lara sacó tres puntos de oro en su visita al estado Barinas y así alargar la buena racha del Torneo Clausura después de doblegar al Atlético Socopó 0-2 en el Estadio Rogelio Matos con tantos del colombiano Carlos Sierra y Jesús González, en duelo correspondiente a la jornada siete.

La plantilla que comanda Leo González salió a la dura cancha llanera con un 4-4-2 donde pudiese manejar el balón en el medio campo y poder hacer daño por las bandas. Al minuto 6´ lo intentó de cabeza el colombiano Carlos Sierra luego de un pelota quieta, sin embargo, l esférica pasó desviada del arco local. A los 12´ el argentino Lucas Gómez quiso aprovechar una mal calculada salida del portero rival enviando un sombrero pero Valdés supo reaccionar y controló.

El Rojinegro intentó durante todo el partido ser letal mediante la contra, en una de ellas José Caraballo la tuvo a los 26´ pero nuevamente Valdés estuvo atento. Un minuto más tarde, un buena jugada colectiva entre Godoy y Caraballo permitieron que Gómez estuviera dentro del área para definir pero la mandó muy fuerte por arriba del arco.

A los 32´ Danny Gelis tuvo la primera para los locales pero controló Carlos Salazar las intenciones de los verdinegros. Tres minutos después, Lucas Gómez convertía en figura al portero local luego de un contragolpe que buscaba definir Gómez pero el cancerbero la mandó al córner.

La segunda parte le daría la bienvenida un nuevo invitado, la lluvia, colocando el terreno de la cancha más pesada para ambos equipos. A los 50´ Caraballo tuvo para abrir el marcador tras centro de Carrillo pero no logra rematar bien y se va por fuera.

A partir de los 60 minutos, los locales fueron encimados a buscar la victoria, presionando las salidas rojinegras para evitar las contras. Sin embargo, llegó el minuto 71´ para que el neogranadino Carlos Sierra recibiera el balón luego de una recuperación en terreno local, este decidiera encarar por todo el medio al borde del área y remató al segundo palo del portero que venía siendo héroe para los de Barinas.

Los locales empezaron a desesperarse y atacar con desorden, en algunos momentos inquietaban a los rojinegros pero la zaga larense estuvo siempre atenta y todos los jugadores se sacrificaban por el resultado.

Era el momento de ser letales a la contra, varios goles pudieron haber llegado mediante los pies de Vargas, Ramos, Valderrey y más. Pero fue Jesús González quien anotaría el segundo gol para poner el candado al triunfo luego de un contragolpe letal a los 89´ y con estas dianas, llevarse los tres puntos a Barquisimeto.

Fabrizio Di Marzio - El Prospecto

Para saber más, ingrese aquí