El prospecto Gabriel Arias quién pertenece a la organización de los Padres de San Diego y Tiburones de la Guaira, se siente agradecido con su equipo por haberle dado la oportunidad de dejarlo jugar este año en Venezuela y estar desde el primer día con los salados.

Arias jugó esta temporada en clase A con el equipo de Fort Wayne Tincaps, en los que disputó 124 encuentros, conectó 109 imparables, 55 carreras impulsadas, 6 jonrones y ligó para .240, Gabriel expresó que “realmente me sentí muy bien con la temporada que tuve, pero realmente pienso que pude dar más”, comentó el prospecto, quien en el 2016 fue el segundo bono más alto para Venezuela en el período de firmas de Julio 2.

Cabe destacar, que este año el campocorto consiguió batear el ciclo en contra de la novena de South Bend Batters, en ese encuentro el criollo se fue de 6-5 y fue bujía importante para que su equipo ganara 15 carreras a 0, “cuando batee el ciclo yo no me había dado cuenta, fue algo inesperado, el momento que lo supe no pude aguantar las lágrimas”, expresó el novato aragüeño.

Por otra parte, su organización de grandes ligas le dio permiso que jugara en Venezuela el tiempo que sea necesario, que parara cuando se sintiese cansado, pero que él podía jugar hasta el último día de temporada. El nativo de La Victoria, estado Aragua actualmente se mantiene enfocado en mejorar el bateo ante los lanzamientos en la zona de adentro y de igual forma, tomar experiencia que le permita tener un crecimiento rápido dentro del sistema de Ligas Menores, rumbo a la gran meta, que es llegar a Grandes Ligas.

Actualmente, en la campaña 2018 – 2019 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional ha disputado 11 encuentros, ha bateado 9 hits con AVG de .277 todo eso es 33 turnos, además de haber realizado varias jugadas de feria desde el campocorto de los escualos.