Desde niño siempre tuvo el deseo de jugar con Magallanes, es por ello que no duda al momento de consultarle sobre sus ganas de lanzar en Venezuela, a pesar de tener dos experiencias previas en la LVBP, anhela volver a uniformarse, pero sabe que este hecho pasa por la autorización de su organización, Medias Blancas de Chicago.

“No te niego que me gustaría lanzar con Magallanes, desde niño he sido fanático del equipo y disfruto cada vez que lo hago, sin embargo no sé qué decisión tenga la organización, ellos me mandaron a trabajar en un nuevo lanzamiento, el cutter, pienso que lo ideal para llegar listo a los entrenamientos primaverales es que pueda ponerlo en práctica frente a lanzadores y con Magallanes sería una buena oportunidad, pero ya veremos que deciden”, comentó el lanzador.

Ruiz quien inició la temporada 2018 en Ligas Menores, no dudó nunca de sus metas y de sus ganas de demostrar su talento, es por ello que le acredita a la constancia el hecho de haber terminado la temporada en Grandes Ligas, “ La constancia en el trabajo que uno hace es lo que te lleva a tener buenos resultados, gracias a Dios pude terminar en Grandes Ligas, estoy agradecido con ellos (Chicago Whitesox) porque me dieron la oportunidad de demostrar mi talento de lo que puedo hacer”, indicó el carabobeño quien lanzó seis juegos en grandes ligas, con una efectividad de 4.15, además de ponchas a seis contrarios en cuatro entradas y un tercio de labor.

Nunca bajó la cabeza

A pesar de debutar en el 2017 en Grandes Ligas con Padres de San Diego, organización que lo mudó de la receptoría al montículo, jamás pasó por su cabeza que lo pusieran en waivers y posteriormente cambiar de organización, “No te niego que si tenía incertidumbre, pasaron muchas cosas por mi cabeza, pero gracias a Dios que tuve la palabra de mi agente, Félix Olivo, quien me dijo que todo esto era parte del juego, que no bajara la cabeza, que yo era joven y tendría oportunidades, justamente a los pocos días me tomó White sox, me dijeron que estaba en sus planes y que iba a estar en el roster de 40”, confesó Ruiz.

Año de grandes logros

Ruiz inició el año en clase A fuerte, para luego ser llamado a AA, equipo con el cual se ganó el rol de cerrador, labor que cumplió con solvencia acumulando un total de 14 juegos salvados, dejando además un registro de tres victorias y una derrota, con una efectividad de 3.18, además de abanicar a 55 contrarios en 45 entradas y un tercio de labor, “Empecé en clase A fuerte, me fui ganando poco a poco la confianza y las oportunidades, luego subí a doble A y las cosas salieron muy bien, tuve la fortuna en consecuencia del buen trabajo realizado de ser convocado al juego de estrellas de la liga, que se jugó justamente en la sede de mi equipo”, comentó el lanzador quien fue al juego de estrellas de la Southern League.

 

Alegría por Omar Vizquel

Durante su estancia en clase A fuerte, con el Winston Salem Dash, Ruiz tuvo la oportunidad de ser dirigido por Omar Vizquel, quien a final de la temporada fue seleccionado como manager del año de la Liga de Carolina, “Me alegré cuando me enteré de la noticia de Omar, y su designación a manager del año de la liga, él es una persona sencilla, muy observadora, tranquila, te habla y de aconseja, vive pendiente de cada detalle del juego, de ayudar a cada pelotero, sé que tiene mucho futuro en su carrera de técnico”, señaló Ruiz.

Establecerse en el 2019

Para Ruiz su actual deseo es mantenerse sano y llegar listo a los entrenamientos primaverales, esos que le permitan nuevamente demostrar su talento y ratificar que está listo para ayudar a Medias Blancas de Chicago en la temporada 2019 de Grandes Ligas, “Quiero llegar listo a los entrenamientos primaverales, demostrar que puedo estar allí para ayudar al equipo, sé que debo seguir trabajando para conseguir más cosas y seguir respondiendo a la confianza que me dan, pero estoy listo para dar siempre lo mejor de mí”, finalizó el nativo de Guacara.

Hely Daniel Rodríguez
Director General de ElProspecto.net Periodista Deportivo. Premio Nacional de Periodismo Deportivo 2013