En la noche de el pasado lunes 26 de noviembre el equipo Yankees de Nueva York pusieron en asignación al que había sido su utility durante las últimas 3 temporadas en la mayores, Ronald Torreyes para abrirle un espacio en el roster al diestro Parker Bridwell quien fue puesto en asignación por el equipo Angelinos de Anaheim y posteriormente tomado por los del bronx.

El venezolano Torreyes había sido una pieza útil para el equipo neoyorquino durante las ultimas años, ya que pudieron utilizarlo en distintas posiciones como el campocorto, segunda base, tercera base y el jardín izquierdo. La temporada pasada pasó gran parte de la campaña jugando en AAA con el equipo Scranton/ WilkesBarres en donde bateó para .280.

 

Asimismo, el derecho Bridwell llegá a los bombarderos del bronx para ser uno de los abridores del equipo, en la zafra del 2017 dejo marca de 10- 3 con efectividad 3.64 todo eso en 20 apariciones desde el montículo, el abridor se perdió gran parte del 2018 debido a una lesión en el codo derecho que le impido estar al 100 % con los Angelinos. Con la llegada de Parker, la adquisición de James Paxon y el experimentado Severino, los de Nueva York tendrán mucho para ofrecer en cuanto al picheo abridor.

Por otra parte, los Yankees tendrán 10 días para dar a conocer cual será el futuro del venezolano, tienen la opción de cambiarlo, despedirlo o colocarlo en “waivers”.