El venezolano, Franklin Barreto quién fue una vez nombrado como el mejor prospecto de los Atléticos de Oakland, no ha podido conseguir una posición fija en Grandes Ligas así que la meta en este año es buscar la estabilidad defensiva desde un terreno poco experimentado.

Durante el partido del fin de semana en contra de los Medias Blancas de Chicago, el nacido en Caracas debutó en el jardín izquierdo del Hohokam Stadium, empezó a ver acción en ese lado del campo para que pudieran darle mayor actividad.

Jed Lowrie fue el segunda base del equipo durante los últimos años, con su salida llegó Jurickson Profar quién ahora ocupa esa posición como titular la cual deja sin opciones a Barreto pero gracias a que en la Liga Venezolana consiguió disputar algunos partidos en los jardines podría darle respaldo.